~Hitsuzen~ Ver 1.9

SAKURA CARD CAPTORS LA TRILOGÍA - SEGUNDA PARTE: “EL VIAJE DE SHAORAN” 02

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

SAKURA CARD CAPTORS LA TRILOGÍA - SEGUNDA PARTE: “EL VIAJE DE SHAORAN” 02

Mensaje por DarkSyaoran el Lun Ene 18, 2010 7:32 pm

Al terminar la conversación telefónica con Rika, Sakura se dirige a la cocina, motivada por su buen ánimo.
Tenía pensado cocinar un rico pastel de chocolate, adornado con fresas y claro, ella le reservaría un par de pedazos al pequeño tragaldabas de Kero.

- Sakura (alegre): “Muy bien, manos a la obra...”

Y así pasó unas tres horas.


En la habitación de su padre, él, tras oler tan delicioso aroma, se levantó de su cama y se dirigió rumbo a la cocina.
Al llegar, vio que su hija había terminado lo que se propuso hacer: el delicioso pastel de chocolate.

- Fujitaka: “Mmmm...que bien huele ese pastel hija”
- Sakura (contenta): “Muchas gracias papá”

Al ver que su hija estaba de un humor más ameno, se sinceró con ella.

- Fujitaka: “Espero que esta noche, todo salga bien hija...”
- Sakura: “No te preocupes papá, todo está bien...y todo saldrá bien”

Al decir eso, su padre comprendió lo que su hija le quiso decir y se puso feliz.
Sakura compensó la felicidad que sentía su padre al servirle un buen trozo de su delicioso pastel.

- Fujitaka: “Mmm...que delicioso está este pastel. Te felicito Sakura...”
- Sakura: “Muchas gracias papá”

Luego, Sakura lleva 3 pedazos de su pastel a su habitación.
Al entrar, encuentra a Kero jugando vídeo – juegos.
Kero, al voltear su mirada hacia Sakura, ve que ella tenía 3 pedazos de torta y se alegra muchísimo.

- Kero (alegre, con los ojos brillando): “Huuuurrraaa...pastel...pastel...”

Para desgracia de Kero, su alegría provocó que perdiera el juego. Él estaba dispuesto a romper el récord de los 100 mil puntos del juego. Pero, más pudo su apetito que sus ganas de batir el récord. Lástima.

- Kero (decepcionado): “Oh...no, mi récord, mi récord. Ahora tendré que jugar de nuevo. Que suerte la mía...”
- Sakura: “Ji, ji, ji...no te preocupes Kero. Toma, yo misma lo hice...espero te guste”
- Kero (contento): “Huele delicioso...Mmmm que rico está tu pastel. Muchas gracias Sakurita”
- Sakura: “Ji, ji, ji...”
- “Sakura esta muy animada...mejor lo dejo así, no le preguntaré nada” pensaba Kero mientras la miraba.

Sakura también probó su pastel y junto con Kero, disfrutaban dulcemente el momento

Y así, en un parpadear, ya eran las 5.00 p.m. Sakura se disponía a alistarse, preparaba su hermoso y vistoso vestido.
Las tristezas se desvanecieron para ella, ya que, por su sonrisa, se notaba sus deseos de ver a Shaoran y perdonarlo por sus celos.
Después de darse un refrescante duchazo, Sakura por fin lucía su hermoso vestido que le había confeccionado su amiga Tomoyo; le caía a pelo, ella comenzaba a pensar que con ese vestido iba a impresionar a Shaoran.

- Sakura: “¿Qué te parece Kero?”
- Kero: “Ooohhhhh...pero, que bien te ves con ese vestido Sakura. Ese bobo se va a impresionar mucho cuando te vea”
- Sakura: “Tu crees...”
- Kero: “Pues, claro que sí...a no ser que ese tonto esté ciego”
- Sakura (alegre): “Muchas gracias Kero...”

Sakura abrazó tan fuerte a Kero, que él no podía ni respirar. Si de pequeña, Sakura lo dejaba sin fuerzas, imagínense de grande como lo dejaba al pobre.

Mientras tanto, Shaoran le estaba dando los últimos a su traje. Esperaba lucir bien para la noche, como también esperaba que Sakura lo perdone.
Shaoran se había sentido miserable, con un vacío enorme en su corazón, llevaba días sin probar los besos de su amada, el calor que sentía cuando la abrazaba y lo feliz que él se sentía cuando estaba con ella.

- “Sakura, mi amor. No sabes cuanto te he extrañado” pensaba Shaoran con total nostalgia.

Volviendo a la casa de los Kinomoto, una lujosa limosina se estacionaba enfrente de la casa. De aquel auto, cuatro chicas en traje y de buena contextura física salieron, resguardando a una personita muy querida por Sakura: Tomoyo Daidouji.

Tomoyo (después de graduarse) se encargó de la compañía de su madre Sonomi, sustituyéndola en el cargo.
Tomoyo no sólo se encargaba de la compañía de su madre, también se hacía cargo de su propia y exitosa empresa: Daidouji Fashion Fantasy.
Su compañía hacía diseños de ropa de todo tipo y era famosísima en todo Japón. Anualmente, se hacían desfiles de modas mostrando los mejores diseños de Tomoyo.
No es necesario comentarles que Sakura, en estos desfiles, era una de sus modelos principales.
Ansiosa por ver a Sakura lucir uno de sus mejores diseños, Tomoyo no duda en tocar la puerta de la casa de su mejor amiga.
Las cuatro chicas que bajaron de la limosina, representaban la seguridad personal de Tomoyo: Senna, Phoebe, Yunmé (La chofer) y Katsuya.

- Tomoyo: “Espérenme aquí chicas, no tardo”
- Todas: “Como Ud. diga Srta. Daidouji”

Tomoyo tocó el timbre de la casa y Sakura sale a mirar desde su ventana.
Al ver que era su mejor amiga, se alegró muchísimo.

- Tomoyo : “Hola Sakura...”

- Sakura (contenta): “Hola Tomoyo, en seguida bajo...”
- Tomoyo (igual de contenta): “Está bien...”

Sakura se aprestaba para irse, no sin antes despedirse del glotón de Kero, que se quedó K.O. después de haberse comido 2 pedazos grandes del pastel de Sakura.

- Sakura: “Me tengo que ir Kero...”
- Kero: “Que te vaya bien Sakura. Te aseguro que ese bobo que tienes como esposo (guiñando el ojo) se va a disculpar contigo, ya verás...”
- Sakura: “Muchas gracias Kero...”

Sakura bajaba las escaleras, cuando de pronto siente que algo venía del sótano, no estaba segura si era una presencia, pero cuando se acercaba a investigar, Tomoyo la llama.

- Tomoyo: “Sakura, ya estás lista...”
- Sakura: “Sí, ya voy Tomoyo...”

Sakura se alejó un poco del sótano, sin saber que era lo que había sentido.

- “Quizás fue mi imaginación...” pensaba Sakura con cierta intranquilidad.

Sakura, al abrir la puerta de su casa, se sorprende mucho cuando ve a su amiga Tomoyo con su cámara de vídeo en mano.

- Sakura (sorprendida): “Ho...hola Tomoyo...”
- Tomoyo (grabando a Sakura): “Hola Sakura...Ay, pero que linda te ves con ese hermoso vestido que diseñe para tí Sakura. Mis esfuerzos han sido recompensados, ya que te ves muy bella con ese vestido. Por fortuna, traje mi cámara de vídeo para poder grabarte en todo momento, mi querida Sakura...”
- Sakura (con la gotita en la cabeza): “Mu...muchas gracias Tomoyo... Ay...pero que vergüenza...”
- Tomoyo: “No tienes porque sentir vergüenza. Además, estoy segura que con ese vestido y con lo bonita que te ves, seguramente Li se impresionará mucho cuando te vea Sakura”
- Sakura (sonrojada): “En serio, tu crees eso...”
- Tomoyo: “Ji, ji, ji...pues, claro que sí...Debemos apresurarnos o se nos hará tarde Sakura”
- Sakura: “Sí...”

Sakura abandona su solitaria casa (aunque no tan solitaria, ya que Kero se encontraba dentro).
Senna, una de las cuatro chicas de la seguridad personal de Tomoyo, abre una de las puertas de la limosina para que Sakura y Tomoyo puedan entrar.
Sakura se sorprende de lo amplio que era la limosina de Tomoyo.

- Tomoyo: “Muchas gracias Senna”
- Senna (sonriente): “Estoy para servirle...”
- Tomoyo: “Yunmé, dirígete a la casa de los Mihara...”
- Yunmé: “Sí, señorita...”

La lujosa limosina se puso en marcha, rumbo a la casa de los Mihara.
En el trayecto, Tomoyo y Sakura conversaban sin preocupaciones.

- Tomoyo: “Oye Sakura, hasta que por fin Yamazaki decidió formalizar su relación con Chiharu...”
- Sakura: “Sí, es cierto. Desde la primaria, Chiharu siempre paraba junto con él...”
- Tomoyo: “Menos mal que las mentiras de Yamazaki no desalentaron a Chiharu, ella tuvo paciencia con él...es que, cuando hay amor, lo demás no trasciende...”
- Sakura (sonrojada): “Cuando hay amor...lo demás no trasciende...”

Las palabras de Tomoyo hicieron que Sakura ponga sus pensamientos en su amado Shaoran. No veía la hora de volverlo a ver.

- Sakura: “Eriol irá a venir...”
Ahora le tocó a Tomoyo ponerse nostálgica.

- Tomoyo: “El día de ayer lo llamé por teléfono, me dijo que no podía venir ya que su vuelo se canceló por mal tiempo”
- Sakura: “Ohh...ya veo. Se perderá la pedida de mano de Yamazaki a Chiharu”
- Tomoyo: “Pero no te preocupes Sakura, él decidió venir lo más antes posible porque tenía muchos deseos de venir”
- Sakura (alegre): “Que bien...entonces lo volveremos a ver de todas maneras”
- Tomoyo (sonrojada): “Sí, así es. Tengo tiempo sin verlo”
- Sakura: “Yo también. No lo veo desde que fui con Shaoran a Inglaterra hace como dos años...”

Tomoyo aún seguía enamorada de Eriol y él de ella, pero, el trabajo y la distancia fueron siempre un obstáculo para ellos. A pesar de eso, seguían sintiendo lo mismo.

La lujosa limosina se estacionó enfrente de una casa muy grande y muy iluminada, hogar de la familia Mihara.
Por fin llegaron a la cita. Phoebe, una de las cuatro chicas, abrió la puerta de la gran limosina.

- Tomoyo: “Muchas gracias Phoebe”
- Phoebe (sonriente): “De nada Srta.”
- Tomoyo: “Ya pueden irse, vengan a recogerme a las 11:00 p.m.”
- Todas: “Sí, como Ud. diga Srta. Tenga mucho cuidado”

Las cuatro chicas, obedeciendo las órdenes de Tomoyo, se marcharon en la lujosa limosina. Sakura y Tomoyo entran a la casa y fueron recibidas por el Ujier que se encontraba en la puerta.

- Ujier: “Buenas noches, Srta. Daidouji, Sra. Li... Bienvenidas. Por favor, sean tan amables en pasar adelante”
- Sakura y Tomoyo: “Muchas gracias”
Al entrar al enorme salón de la casa de los Mihara, Sakura ve por todos lados, buscando a Shaoran, pero, no se encontraba por ninguna parte, Shaoran todavía no había llegado a la cita y esto desalentaba a Sakura.

- “Shaoran todavía no ha llegado...” pensaba Sakura con tristeza.

Sakura siguió buscándolo, pero sólo encontró a sus otras 2 amigas: Rika y Naoko.
Sakura y Tomoyo se sorprendieron al ver a Rika, ya que, estaba en la dulce espera. Ella vino acompañada por su esposo, el aún profesor Terada.

- Sakura: “Hola Rika....vaya, pero que sorpresa...”
- Rika: “Ji, ji, ji...Me da gusto verlas chicas. Fue buena idea venir a Tomoeda. Estaba en mis planes darles esta sorpresa”
- Tomoyo: “Y vaya que nos sorprendiste Rika”
- Prof. Terada: “Cuando nos enteramos de la pedida de mano de Yamazaki a la Srta. Mihara, tomamos el primer vuelo a Japón. Estabamos muy ansiosos de venir”
- Rika: “Así es...”

En cuanto a Naoko, ella vino acompañada por su pareja, Hitoshi Harikata.
Naoko se destacó en el teatro. Sus obras teatrales eran la más vistas por el público japonés, entre adultos y niños; y las más preferidas por los críticos.
Y es, por intermedio del teatro, que conoció al actor Hitoshi Harikata.
La pareja de Naoko no era ningún desconocido para Sakura, puesto que ellos han actuado juntos en varias de las obras teatrales de Naoko.
Lastimosamente para Sakura, en la última obra teatral, la escena del beso que protagonizó con Hitoshi Harikata provocó los celos y la discusión con Shaoran.

- Sakura: “Hola Naoko”
- Naoko: “Hola Sakura. Pero que bien te ves Sakura. Como siempre eres la modelo favorita de Tomoyo verdad...”
- Tomoyo: “Ji, ji, ji, ji”
- Sakura: “Así es...je, je...”
- Hitoshi Harikata: “Hola Kinomoto. Como siempre, te ves fabulosa”
- Sakura (con la gotita en la cabeza): “Mu...muchas gracias Harikata”
- Hitoshi Harikata: “No pensaba encontrarte aquí Kinomoto”
- Sakura: “Chiharu y Yamazaki son buenos amigos, los conozco desde la primaria”
- Hitoshi Harikata: “Ya veo. Amigos de infancia, eh...Vaya que la vida pasa muy rápido, con tal de que nos trate bien, verdad Kinomoto ”
- Sakura: “Bueno...sí”
- Naoko: “Y Li ¿En dónde está?”
- Rika: “Es cierto, no lo he visto”
- Prof. Terada: “Acaso no vino contigo Kinomoto”

Sakura se sentía acorralada. No podía decirles, enfrente de todos que, por culpa de esa escena del beso con Hitoshi Harikata provocó que Shaoran discutiera con ella.

- Sakura (nerviosa): “Esteee...ah sí, me dijo que iba a venir más tarde porque, porque...ahhh, las aperturas siempre lo aburren, así que, él me dijo que vendría cuando Yamazaki y Chiharu saliesen, si...”
- Hitoshi Harikata: “Vaya marido que tienes Kinomoto. Se nota que es impaciente pero inteligente, no lo crees...”
- “Celoso, cabeza dura, un gran tonto...pero aún así lo amo” pensaba Sakura ante las palabras de Harikata.
- Tomoyo: “Ellos dos hacen una linda pareja. Lo importante es que los 2 se aman...”
- Sakura (con la cara roja): “je, je...”
- Hitoshi Harikata: “Por tu carita Kinomoto, se ve que tu amiga tiene razón...una linda pareja, eh...Nosotros también somos el uno para el otro, verdad mi amor...”
- Naoko (contrariada): “Contrólate quieres...”
- Tomoyo: “Parece que la ceremonia va a empezar...”

En casa de los Kinomoto, mientras Kero descansa plácidamente, el extraño ser que se hallaba oculto en el sótano de la casa, se manifiesta.

- “Por fin. El momento que he estado esperando por mucho tiempo. He podido completar mi desarrollo. Ahora, ya no tiene caso ocultarse” Era lo que decía este ser cuya identidad pronto ha de conocerse.

La tranquilidad que reinaba en la casa de los Kinomoto se vio bruscamente interrumpida.
Una explosión hizo que la planta baja de la casa quede totalmente destruida.
El ruido de la explosión hizo que Kero se cayera de la cama y se despertara violentamente.

- Kero (un poco aturdido): “Pero ¿Qué demonios ha pasando?”

Sakura, que estaba en casa de los Mihara, se sorprende al sentir que algo pasaba, una sensación de intranquilidad o el presentimiento de algo malo.
- Tomoyo (extrañada): “Sakura ¿Que te ocurre? Te sucede algo”
- Sakura (muy intranquila): “No lo sé Tomoyo. He tenido la sensación de que algo malo ha pasado”
- Tomoyo: “Tienes idea de que pueda ser”
- Sakura (desconcertada): “No Tomoyo”

Kero, al averiguar que es lo que había pasado, se sorprendió una enormidad al ver la sala, el comedor, la cocina y el sótano estaban en ruinas.
Por todos lados había escombros, ninguna cosa u objeto se salvó de la destrucción.

- Kero (paralizado ante tal impresión): “Pero, que ha sucedido aquí, la casa, esta...esta destruida. Pero ¿Quién...? ¿ Quién fue el responsable de este acto tan espantoso?”

El responsable de esta destrucción se hallaba varios metros arriba de la destruida casa de los Kinomoto.

- “Estoooooyyyy libreeee...Ja, ja, ja, ja...Me siento llena de poder. Ahora, tengo deseos de luchar con esa patética Card Captors”
Aquel malvado ser comienza a mirar por todas partes, buscando a Sakura.

- “Ujum...Esa tonta no está muy lejos de aquí. Perfecto...Prepárate estúpida, porque tú serás la primera que elimine, y cuando lo haga, el mundo estará a mi merced...ja, ja, ja, ja...”

Y así, este ser vuela rápidamente al lugar donde se encontraba Sakura.
Kero percibe la presencia de aquel ser. Al asomarse por una ventana que estaba rota por la explosión, se percata que no había nadie, ni mirando por los alrededores.

- Kero: “Y esta presencia...? ¿De quién es esta presencia maligna? Sea lo que sea se ha ido. Pero ¿A dónde? Hum...debo prevenir a Sakura y a Yue sobre esto”

Entonces, Kero vuelve a su verdadera identidad.

- Kerveros: “Pero ¿Qué significa esto? Quién rayos es ese sujeto y porqué se atrevió a destruir la casa de Sakura?”

Kerveros vuela y se pierde en el oscuro cielo.

En casa de los Mihara, justo cuando se va a dar inicio a la ceremonia, un joven de elegante presencia se acerca al recibidor, encontrándose con el ujier.

- Ujier: “Buenas noches Sr. Li, llega justo a tiempo a la ceremonia. Su esposa se encuentra entre los invitados. Sea tan amable de pasar adelante”
- Shaoran: “Muchas gracias”

DarkSyaoran
En busca de las plumas
En busca de las plumas

Aries Mono
Cantidad de envíos : 74
Reputación Dimensional : 11
Fecha de inscripción : 17/01/2010
Edad : 36
Localización : Peru

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.