~Hitsuzen~ Ver 1.9

LA NOCHE DE AMOR DE SAKURA Y SHAORAN551

LA NOCHE DE AMOR DE SAKURA Y SHAORAN

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

LA NOCHE DE AMOR DE SAKURA Y SHAORAN

Mensaje por DarkSyaoran el Dom Ene 24, 2010 3:38 pm

Un día gris daba comienzo en Tomoeda. En casa de Li Shaoran, él tenía una llamada urgente de su familia que se encontraba en su natal Hong Kong. Una terrible noticia estremecía la tranquilidad de Shaoran.

“¡¡¡Que...!!!... Está segura madre... no puede ser... es imposible... iré a Hong Kong en un par de días... no, no meteré a Sakura en esto... este es un asunto que le concierne sólo a la familia Li... ya le dije que no madre, no insista... sí, iré sólo. Meiling se quedará en Tomoeda... adiós madre”

Shaoran colgó el teléfono, la comunicación con su madre había terminado. Su expresión era de total preocupación; algo había pasado en Hong Kong y, de alguna manera, quería que su amada Sakura esté al margen de esto.
Shaoran alzó el auricular y se disponía a hacer una llamada telefónica.
En casa de Sakura, ella se encontraba cocinando. Su padre y su hermano Touya habían salido. En eso, el teléfono suena.

-“Aló...” dijo Sakura.
-“Hola, mi amor...” respondió Shaoran con voz suave.
-“Shaoran...” contestó con voz alegre.
-“Yo llamaba para decirte que...”

Shaoran no quería decirle a Sakura lo sucedido, su amor por ella lo hizo retroceder en su intención.

-“Sólo llamaba para escuchar tu voz... y decirte que pienso en ti”
-“En serio...” dijo ella con una expresión feliz.
-“Sí...”
-“Te amo Shaoran...” dijo ella a medio sollozar.
-“Yo también...” le respondió con todo su corazón.

Shaoran no soportó un instante más, algo terrible había acontecido en Hong Kong y no quería que Sakura esté involucrada. Era un triste dilema entre el orgullo y el amor.
Para no atormentarse más. Shaoran cortó la comunicación adrede, dejando a Sakura muy desconcertada.

-“Aló... Shaoran... aló...” dijo Sakura con mucha insistencia.

Al no encontrar respuesta, Sakura colgó el teléfono. Ella no se explicaba el porque la comunicación se había cortado.
Mientras tanto, Shaoran se sentó en su sofá y estuvo muy pensativo. No sabía si decirle a Sakura lo que había sucedido o irse a Hong Kong sin decirle nada.
De pronto una voz se escuchó.

-“Debes decirle Shaoran... no puedes dejar las cosas así” replicaba una voz conocida para él, la de Meiling.
-“¿Cómo lo supiste?” le preguntó mirándola a los ojos.
-“Yo también pertenezco a la familia Li, Shaoran...” le respondió con desenfado.
-“Entonces, sabes que Sheng Lu está vivo, verdad...” le dijo con una actitud seria.
-“Sí... lo sé” le respondió Meiling moviendo la cabeza de arriba abajo.
-“Y si lo sabes... ¿Por qué demonios quieres que Sakura lo sepa?”
-“Dime una cosa Shaoran ¿La amas, verdad?”
-“Sí...” le respondió con total sinceridad en sus palabras.
-“Entonces, velo de este modo, grandísimo tonto... Kinomoto debe saberlo e ir contigo a Hong Kong porque ella pronto formará parte de nuestra familia. Además ¿Por qué vas a permitir que todo esto los separe en vez de unirlos? Es absurdo Shaoran...” le reclamó con total razón.

Shaoran no supo que decir ante el descargo de Meiling. Ella continuó...

-“¿Qué pensaría Kinomoto si se entera que fuiste a Hong Kong y que Sheng Lu te asesinó sin que tú se lo hayas dicho antes? Ella nunca te lo perdonaría, pensará que traicionaste su amor y que fuiste un cobarde por no decirle nada...”
-“¡¡¡Basta...!!!” interrumpió Shaoran con voz alta “Está bien, tú ganas... se lo diré esta misma noche”
-“En serio...” le dijo muy calmada.
-“Sí Meiling... te lo agradezco mucho”

Meiling le da la espalda. No puede evitar estar entristecida ante las palabras de Shaoran.

-“Que envidia le tengo a Kinomoto” pensaba Meiling triste, cerrando sus puños con total frustración.
-“¿Estás bien...?” Le preguntó levantando su mano izquierda, intentando hacer contacto con ella.
-“Bueno, me voy...” dijo con una alegría falsa.
-“¿A dónde vas?”
-“A casa de Daidouji... tengo tiempo sin verla” le respondió con la cabeza agachada.
-“Acaso no me acompañarás a la casa de Sakura”
-“No... digo sí... digo, no sé... lo importante es que se lo digas. Porque no la llamas para que venga” era lo que ella decía.
-“Bueno, está bien...”

Meiling se dirigió a la puerta y, antes de salir, miró el rostro de Shaoran.

-“Suerte Shaoran...” fue lo que Meiling dijo, guiñándole un ojo.

Luego, Meiling salió rumbo a la casa de Tomoyo Daidouji.
_______________________________________________________________________

Más tarde, en casa de la familia Daidouji, Meiling, después de empaparle las rodilla a Tomoyo (por segunda vez), se tranquilizó al fin.

-“Aquí esta el agua Srta. Tomoyo...” dijo Sissy, una de las sirvientes de Tomoyo.
-“Muchas gracias Sissy... déjalo sobre la mesa” le dijo Tomoyo a su sirvienta.

Cuando la sirvienta se retiró, Meiling le platicó a Tomoyo del mencionado asunto que se había presentado en Hong Kong.

-“Que terrible...” dijo Tomoyo uniendo sus manos en señal de preocupación.
-“Shaoran no quiere implicar a Kinomoto en esto, pero le dije que debería decírselo”
-“Lo mismo digo... Sakura tiene que saberlo” dijo Tomoyo “Y ¿Cuándo se lo piensa decir?”
-“Esta misma noche” respondió Meiling.
-“Ay, ojalá todo resulte bien” acotaba Tomoyo con total confianza.
-“Sí Daidouji, pienso lo mismo” dijo Mei con la misma confianza “A propósito ¿Puedo quedarme a dormir en tu casa”
-“Sí, claro Meiling... mandaré a que te preparen una habitación para ti” dijo Tomoyo contenta.
-“Gracias...”

La noche llegó y, en casa de Shaoran, alguien estaba tocando la puerta. Él sabía de quién se trataba y rápidamente abrió la puerta.

-“Hola, mi amor...” dijo Shaoran “Te estaba esperando”
-“Perdóname, es que...”

Shaoran interrumpió las palabras de Sakura y la besó por varios segundos

-“Perdóname...” dijo Shaoran, sin quitarle la mirada a su amada.
-“¿Por qué?” Preguntó Sakura con una sonrisa.
-“Quise decirte algo muy importante en la mañana, pero no pude hacerlo y por eso, te colgué el teléfono” respondió Shaoran mientras tocaba sus hombros.
-“Y ¿Qué es lo que querías decirme que es tan importante?” dijo ella muy intrigada.
-“Ven, platiquemos adentro...”
-“Está bien...” respondió Sakura mientras era llevada de la mano por Shaoran.

Ya en la sala, Shaoran empieza a contarle todo a Sakura.

-“Escucha lo que te voy a decir” dijo Shaoran “Mi madre llamó desde Hong Kong y me dijo que un antiguo enemigo de nuestra familia estaba con vida. Él se llama Li Sheng Lu”
-“Li... Sheng Lu” dijo Sakura asombrada.
-“Sí... se apellida Li, porque él perteneció a nuestra familia por mucho tiempo, pero mis abuelos y mi madre descubrieron que él había robado unos antiguos libros de magia que mi familia guardaba celosamente”
-“Y ¿Qué hicieron para detenerlo?” preguntó Sakura siguiendo el relato de Shaoran.
-“Mis abuelos lograron derrotarlo y lo desterraron para siempre. Pero, cuando él consiguió exilio en el África, su avión se estrelló. Mi familia pensó que había muerto, pero él sigue vivo y busca vengarse. Aparentemente, él se volvió más fuerte debido a la magia vudú que aprendió en el África. Mi madre me dijo que dos miembros de mi familia han sido asesinados por él”
-“No puede ser... y ¿Qué piensas hacer al respecto Shaoran?” preguntó Sakura un poco asustada.
-“Iré a Hong Kong” respondió Shaoran “Me uniré a mi familia y juntos, derrotaremos a ese sujeto” finalizó

En esos momentos, Shaoran escuchó las palabras que menos quería oír.

-“Yo iré contigo...” dijo Sakura muy decidida.
-“No, no lo permitiré...” exclamó Shaoran alzando la voz.
-“Pero ¿Por qué Shaoran...?” replicó con una mirada que denotaba tristeza.
-“Este es asunto de la familia Li... y no voy a permitir que ese sujeto te asesine, jamás lo permitiré” respondió él, con voz alta mientras la veía.

Sakura no sólo estaba en desacuerdo, sino que también, tenía por dentro el mismo sentir que Shaoran.

-“Pues, yo tampoco permitiré que te asesine Shaoran... por favor, déjame ir contigo y enfrentemos este problema juntos” decía Sakura alzando la voz y derramando lágrimas.
-“Ya te dije que no... yo iré sólo. Si nadie detiene a ese sujeto, no habrá un solo lugar en este mundo donde podamos vivir, es que acaso no lo entiendes...” replicó Shaoran sin importarle las lágrimas de su amada.

Sakura no conseguía que Shaoran cambie de opinión. En eso ella, triste y llorando sin consuelo, corrió hacia la puerta, sorprendiendo a Shaoran.

-“¡¡¡Sakura...!!!” gritaba sin recibir respuesta.

La triste Sakura salió de la casa de Shaoran sin mirar atrás. Shaoran corrió tras de ella, pero, al llegar a la calle, no la encontró por ningún lugar.
Cuando en eso, él siente su presencia en el aire. Supuestamente, Sakura había usado la carta Vuelo.
Eso no fue impedimento para que Shaoran la siguiera; tarde o temprano ella descendería.
½ Hora más tarde, Sakura ya no podía volar más, ya que la magia de su carta se había agotado. Ella había llegado a su antigua escuela, donde estudió su primaria y también donde conoció a Shaoran.
En esos momentos, Shaoran llega donde ella; estaba un poco cansado, pero aliviado por haberla alcanzado. Sakura había dejado de llorar, aunque se mostraba muy indiferente con él.

-“Vete Shaoran...” dijo molesta sin dirigirle la mirada.
-“Sakura...” respondió Shaoran con voz dulce.
-“Si crees que soy de poca ayuda para ti, entonces ve a Hong Kong y haz lo que tengas que hacer” dijo ella aún sin mirarlo.
-“No quiero irme así... tu indiferencia y tu tristeza no me va a servir de nada en la pelea con ese sujeto...” dijo Shaoran con la mirada cabizbaja.
-“No puedo ofrecerte más que eso, Shaoran...”
-“Yo creo que tú puedes ofrecerme más que eso...” dijo él, alzando su mirada hacia ella.
Entonces Shaoran caminó hacia ella y, al estar enfrente, la miró directamente a los ojos.
Esta vez, Sakura no podía negarle la mirada.

-“Lo único que necesito es tu amor...” dijo Shaoran mientras la miraba “Te amo...”

Sakura seguía teniendo la mirada triste y su sentir estaba partido en dos. Por un lado, tras escuchar las palabras de Shaoran, la reconfortaron al saber que él la amaba.
Pero por otro lado, existía un miedo comprensible ya que el enfrentaría a un enemigo, de su propia sangre, que haría peligrar su vida, dejándola sin su verdadero amor... quizás para siempre.

-“Déjame ir contigo, Shaoran...”

Shaoran se le acerca y la abraza fuertemente.

-“Sé que tienes miedo... y créeme, yo también. Si ambos sentimos miedo, es porque tú me amas y yo a ti, Sakura...”

Miedo, es la palabra exacta que ellos sentían. Pero, aquella noche, aunque el miedo estuviera presente, su amor estaba más fuerte que nunca.

-“No puedo evitarlo, Shaoran..” dijo ella muy calmada de su tristeza, pero aún llorando.
-“Lo sé... yo... nunca te he pedido que dejes de ser tú o que actúes diferente, porque yo te amo tal como eres... por favor, no me pidas que deje de ser hombre, Sakura... ámame tal como soy...” dijo Shaoran mientras la apretaba en su abrazo.
-“Te amo... Shaoran” respondió Sakura.

Sakura al fin comprendió todo. Más que comprender, ella sintió el amor de Shaoran y lo abrazó fuertemente.
Después de tan cálido abrazo, Sakura y Shaoran se besaron con ternura... con amor. Ese era la señal que daba fin a la tristeza, la indiferencia y sobretodo... al miedo.

El viento frío acariciaba sus rostros y ellos, dejaron de besarse. El frío arreciaba aquella noche.

-“Vámonos de aquí, Sakura...”
-“Sí...” respondió Sakura con una fresca sonrisa.

Sakura y Shaoran se retiraron de aquel lugar. Pero la noche era joven... para ellos dos.

En casa de Sakura, su hermano Touya estaba acompañado por Yukito, mientras que, Fujitaka Kinomoto, padre de Sakura y Touya, se encontraba ultimando detalles para su viaje a Egipto, donde tenía pendiente una excavación.
Touya, que estaba molesto, conversaba con Yukito en la cocina.

-“Grrr... ¿Por qué se tardará tanto?” dijo molesto el hermano mayor de Sakura.
-“Relájate Touya... Sakura dejó una nota diciendo que estaría en casa de su amigo Shaoran” dijo Yukito amenamente, sin importarle el enfado de Touya.
-“Sí, ya lo sé...!!! Y eso es lo que más me molesta...!!!”
-“Vamos Touya... hasta cuando vas a aceptar que Sakura tiene diecinueve años y que siente algo especial por ese chico”
-“Gr... ya cierra el pico, quieres” dijo enfadado Touya ante las palabras de Yukito.
-“Ji, ji, ji...” sonreía Yukito.

Mientras tanto, en casa de Shaoran, Sakura y él habían llegado, sin encontrar a nadie. El Sr. Wei estaba de descanso ese día y, lo más extraño es que Meiling no había regresado de la casa de Tomoyo Daidouji.

-“Meiling no ha llegado” dijo Shaoran “¿Qué le habrá pasado?”
-“¿A dónde fue?”
-“A casa de Daidouji...”
-“Ah, ya veo... pero no te preocupes Shaoran, si está en casa de Tomoyo, nada malo le pasará” dijo con una gran sonrisa.
-“Sí, tienes razón...” respondió Shaoran algo aliviado.

Mientras tanto, en mansión de la familia Daidouji, Meiling seguía conversando con la tierna Tomoyo.

-“Ay, Meiling.. lo que has hecho es muy noble de tu parte” exclamaba Tomoyo contenta y con una sonrisa.
-“Shaoran ya debió escuchar el mensaje que le dejé en la contestadora. Espero que todo resulte bien esta noche...”
-“Confío en que así sea...” dijo Tomoyo “¿Cómo me gustaría estar allí y llevar mi cámara de vídeo?”
-“Pero... no puedes” respondió Meiling “Debemos dejarlos solos, Daidouji...”
-“Ay sí... que romántico” suspiraba la mejor amiga de Sakura.

Meiling observó algo que le llamó grandemente su atención.

-“¿Y ese hermoso arreglo de flores?” preguntó Meiling observando las bellas flores.
-“Eso... me lo regaló Eriol” respondió Tomoyo “Por nuestro cuarto aniversario...”
-“Hiragizawa te regaló esas flores... vaya, veo que no te quedas atrás, Daidouji” decía Meiling muy amena.
-“Ji, ji, ji...” reía Tomoyo ante el comentario de Mei.

Y así, Tomoyo y Meiling se la pasaron conversando y compartiendo un rato agradable, producto de su bonita amistad.
Volviendo con nuestra enamorada pareja, Shaoran verificó si había mensajes en la contestadora automática.

-“Tiene un mensaje... Pip... Shaoran, me quedaré a dormir en la casa de Daidouji, nos vemos mañana” era el mensaje de la contestadora del teléfono.
-“A lo mejor se le hizo tarde y optó por quedarse en la casa de Tomoyo” decía Sakura para tranquilizar a Shaoran.

Pero, cuando ella echó un vistazo a su reloj, vio que eran las 10 y ½ de la noche. Vaya problema.

-“Uaaayyyy... son las diez y media, ya se me hizo tarde Shaoran... y ahora ¿Qué voy a hacer?” decía Sakura muy asustada.
-“Descuida, llama a tu casa para que no se preocupen... quizás tu hermano venga a recogerte” dijo Shaoran, intentando calmarla.
-“Sí, está bien Shaoran... lo haré” respondió su amada, sonriente.

Sakura marca el número de su casa.

-“Aló, papa... soy yo”
-“Sakura, hija... estás bien” decía su gentil padre.
-“Sí papá... perdóname, es que... se me hizo tarde. Estoy en casa de Li Shaoran” dijo Sakura lamentándose.
-“Sí, ya lo sé hija, Touya me lo dijo... y no te preocupes. Estás bien y eso es lo más importante” dijo su padre sereno y tranquilo.
-“Muchas gracias papá... dile a Touya que venga a recogerme”
-“No te preocupes por eso hija... puedes quedarte si gustas. Yo me encargaré de decirle a tu hermano que estás bien”
-“En... en serio...”
-“Sí...”
-“Entonces mañana iré a despedirte papá”
-“Sí hija, nos vemos mañana...”
-“Está bien papá...” dijo Sakura, contenta.
Sakura colgó el teléfono, terminando la comunicación con su padre. Por la hora que era, su padre le dio permiso para quedarse en casa de Shaoran. De hecho, el que no lo iba a entender era su molesto hermano mayor.

-“Tu... tu... pa... papá dijo que te quedarás” dijo Shaoran un poco nervioso.
-“Sí Shaoran...”
-“Bu... bueno, entonces dormirás en la habitación de Mei...”
-“Sí, está bien...” decía Sakura con una sonrisa.
-“Te prepararé algo ¿Qué te parece?” le decía a su amada.
-“Estupendo... yo te ayudaré” respondió Sakura alegremente.
-“Pero, es que... yo...”
-“¿Qué te sucede? Acaso no quieres que te ayude... pretendes mantenerme al margen de todo, Shaoran...” replicó Sakura un poco molesta.
-“No, no es eso... lo que pasa es que... yo deseaba prepararte algo delicioso, con mis propias manos, sólo para ti, Sakura” decía Shaoran mientras la miraba.
-“De verás...” dijo ella devolviéndole la mirada.
-“Sí...”
-“Yo pensaba hacer lo mismo Shaoran... quería prepararte algo delicioso”

Al verla, él cedió...

-“Está bien... entonces yo cocinaré para ti y tú lo harás para mí, te parece bien...”
-“Sí, por supuesto que sí, Shaoran...”
-“Perdóname... te he causado muchos disgustos el día de hoy...” decía Shaoran con un tono de voz suave.

Sakura sólo lo miraba con melancolía... no dijo nada.

-“Ven, vayamos a la cocina...” le dijo a su tierna amada.
-“Sí...”

Ellos entraron a la cocina y se pusieron manos a la obra.
Una hora más tarde, nuestros conocidos enamorados habían terminado de cocinar, y ambos coincidieron en preparar postres. Shaoran se lució al preparar panecillos dulces con relleno de manjar blanco y Sakura no se quedó atrás, había horneado un delicioso chifón de chocolate. Y es que las cosas salen bien cuando se hacen con amor y, ellos dos tenían amor de sobra.

-“Listo...” decían los dos al mismo tiempo.
-“Prueba uno de mis panecillos...” decía Shaoran un poco ansioso.
-“Está bien...”

Sakura probó uno de los panecillos de su amado. Tenía la forma de una cebolla, pero era de color blanco.

-“Está delicioso Shaoran...” dijo ella disfrutando del panecillo.
-“En serio...”
-“Sí Shaoran... ahora prueba el mío”

Shaoran cortó un pedazo del riquísimo chifón de Sakura y lo probó.

-“Mmm... que rico está” decía Shaoran, felicitando a Sakura por su postre.
-“Me alegro mucho Shaoran...” respondía contenta.

Entonces, Sakura y Shaoran salieron de la cocina a la sala, llevando consigo pedazos de los postres que habían preparado.
Ellos comían tranquilamente y, cuando se miraron mutuamente, vieron que sus bocas tenían rastros de dulce. Ambos se rieron al verse el uno al otro.

-“Ji, ji, ji... tienes chocolate en tu boca, Shaoran...” decía Sakura muy alegre.
-“Eh... y tú, tienes manjar blanco en tu boca” decía Shaoran igual de alegre.
-“Eh, oh no... ji, ji, ji... no es justo”

Después de compartir, literalmente hablando, momentos dulces y agradables, incluyendo risas, Shaoran, al ver a Sakura con el dulce en sus labios, se le acerca lentamente. Luego, le acaricia el rostro, para después besarla. Ella no descansó de recibir los besos de su amado Shaoran.

-“Ahora... me atrevo a decir que los besos dulces sí existen...” dijo mientras se deleitaba viendo sus ojos.

Después de decir aquellas palabras, Shaoran continuaba besando a su amada Sakura.
Aquella noche, Sakura y Shaoran demostraban que su amor era grande e incondicional.
Ellos pasaron de compartir momentos dulces y agradables a compartir tiernos besos.

Pasó un buen tiempo para que ellos decidieran cesar sus besos.
-“Mi querido Shaoran... te amo. Prométeme que vencerás a ese enemigo y regresarás sano y salvo de Hong Kong” decía Sakura mientras abrazaba a Shaoran.
-“Te lo prometo... y tú, prométeme que no vas a llorar ni ponerte triste Sakura” dijo Shaoran mientras la miraba.
-“Lo intentare... de veras que lo intentaré, sólo... que es inevitable Shaoran” respondió Sakura con lágrimas en sus ojos.

Sakura se va triste rumbo a la habitación de Meiling, el tierno momento de amor se había interrumpido. Shaoran no dejó la cosa allí; también se va a la habitación de Meiling donde Sakura pasaría la noche.

-“¿Estás bien, Sakura...?” dijo él mientras tocaba la puerta.
-“Estoy bien, no te preocupes... ya me voy a dormir” le respondió ella a Shaoran.

Ella no podía ocultar su tristeza y de eso, Shaoran se dio cuenta. Sin pedirle permiso a Sakura, él abre la puerta de su habitación.

-“Entonces, si estás bien ¿Por qué aún sigues triste?”
-“No, te equivocas... no estoy triste” dijo Sakura “Lo que pasa es que...”
-“Es que no confías en mí, eso es lo que pasa...” replicó Shaoran buscando su mirada.
-“No, no es cierto... yo... yo” dijo ella en voz alta.
-“Te amo Sakura...”
-“Yo también... te amo, Shaoran...” le respondió con todo su corazón.

Shaoran vio que ella aún tenía miedo, que la promesa que le hizo no la convencía. Pero él recordó algo que habían hecho de niños e intentó emularlo aquella noche. Él cerró los dedos de su mano derecha, a excepción del dedo chiquito. Él quería hacer la promesa del dedo chiquito a su amada Sakura, pero ella no hizo ni dijo algo.

-“Aún no te convence, verdad...” dijo él mientras veía su rostro entristecido.

Sakura movió su cabeza de derecha a izquierda respondiéndole a Shaoran sin pronunciar palabra alguna.

-“Entonces, te demostraré que puedo cumplir mi promesa...”
-“¿Cómo...?” preguntó Sakura.

Shaoran se le acerca y empieza a besarla nuevamente. Ella tal vez sentía miedo, pero el amor la hacía ceder. Sus sonrojadas mejillas y su mirada casi asombrada, era un claro ejemplo de lo mencionado anteriormente.

-“No puedo hacerlo Shaoran... no puedo... nunca pensé que llegaría este día. Yo...” decía Sakura muy nerviosa.
-“Me gustaría que esta noche sea nuestra primera noche de amor. Pero, no quiero obligarte Sakura”

Sakura sólo atinó a mirarlo, y al hacerlo, vio en él sinceridad y amor, sentimientos puros que no quería perderse.

-“Quiero desaparecer tus temores, tus dudas... quiero que empieces a creer en mí y en la promesa que te hice... no me atormentes más con tu tristeza ni quiero que pienses que voy a morirme, Sakura” le decía a su amada con la mirada melancólica.
-“Te amo Shaoran... entiéndeme, nunca nadie me ha amado de esta manera y por eso, no quiero perderte para siempre...” decía Sakura sollozando.

Después de decir aquellas palabras, ella lo abraza con todas sus fuerzas. Luego, Shaoran la besa, convencido de lo mucho que Sakura lo ama.
El ambiente tenía un entorno tenso al principio, pero luego, llegó la calidez, proveniente de su mismo amor. La primera noche de amor de Sakura y Shaoran había comenzado.

-“Esta noche es perfecta para demostrarte que te amo con todo mi corazón, Sakura...” decía Shaoran, mientras le acariciaba su rostro.
-“Yo también, mi querido Shaoran... te demostraré que mi amor por ti es lo más valioso para mí” decía Sakura, mientras lo miraba con sus ojitos llenos de amor.

Aquella noche era testigo de como ellos se amaban sin sentir miedo, latiendo en sus corazones un mismo sentimiento. Sakura y Shaoran dieron un bello final a su inocencia.
Shaoran, después de tanto besar y acariciar al amor de su vida, Sakura, se disponía a dar un último beso, pero no en sus labios, sino en su desnudo vientre. Él sabía que el amor que sentían tendría un maravilloso y feliz resultado... para ambos.

-“Te prometo que volveré por ti, mi amor... y también por él. No los voy a dejar solos, te lo prometo, Sakura...” dijo Shaoran, mientras le besaba el vientre a su amada.
-“Derrota a ese enemigo, Shaoran... hazlo por mí... y por él” le dijo Sakura a su amado Shaoran.
-“Sí... te amo” le dijo Shaoran mientras se le acercaba a su rostro.
-“Yo también... te amo”.

Y fue así como aquella noche de amor acabó, dándose un beso de buenas noches, para luego, dormir plácidamente hasta que una nueva mañana los reciba, abrazados, sintiendo el calor de sus cuerpos.
El amor que ellos se dieron aquella noche, dejó huella en sus vidas, haciendo crecer aquel profundo sentir, para volverse... eterno.
La mañana había llegado. Sakura por fin habría los ojos, mientras que Shaoran, que se había levantado muy temprano, preparaba el desayuno. Diez minutos después, ellos se encontraban disfrutando el delicioso desayuno. En eso, Shaoran notó en Sakura una mirada extraña.

-“¿Qué te sucede...?” preguntó Sakura mientras la miraba.
-“No, no es nada... es que, me siento algo rara...” respondió Sakura.
-“Es... por la noche que tuvimos, verdad...”
-“No Shaoran... es que, no me había dado cuenta... que no estaba en mi casa”
-“Entiendo...” le decía sonriendo “Mejor desayuna... no quiero que te vayas con el estómago vacío”.
-“Sí...” contestaba alegre Sakura.
-“Gracias por los alimentos del día” decían a la vez, Sakura y Shaoran.

En ese mismo momento, llegaron a la vez el Sr. Wei y Meiling.

-“Buenos días Shaoran... buenos días Kinomoto” saludaba Meiling.
-“Buenos días Joven Shaoran... Jovencita Sakura” decía el fiel mayordomo, el Sr. Wei.
-“Buenos Días Meiling... buenos días Sr. Wei” devolvía Sakura los saludos con una sonrisa
-“Buenos días...” decía Shaoran algo malhumorado.

Shaoran estaba así, porque sin querer, Mei y el Sr. Wei aparecieron, malográndole el momento con su amada. Pero, el tener una noche de amor con Sakura fue suficiente para él. Así que, su estado de ánimo cambió.

-“¿Cuándo partirás a Hong Kong, Shaoran...?” preguntó Sakura.
-“Hoy mismo... por la noche” respondió Shaoran.
-“En serio...” dijo Meiling
-“Sí, es que... deseo regresar lo más pronto posible a Tomoeda, verdad... Sakura”
-“Este... sí... sí, me parece bien, Shaoran” decía Sakura con sus mejillas sonrojadas y un poco nerviosa.

Meiling se percató de la actitud de Sakura.

-“Mmmm... definitivamente, algo ha pasado... Como si no lo supiera” pensaba Meiling cuando miraba el rostro de Sakura.
-“Mi papá viaja hoy por la tarde a Egipto...” exclamó Sakura.
-“Ya veo, eso no lo sabía” decía Shaoran.
-“¿Y ya hiciste tu maleta, Shaoran?” preguntaba Meiling cuando se sentaba en la mesa.
-“Sí, ya está lista.. desde ayer” respondió Shaoran moviendo la cabeza de arriba a abajo.
-“Entonces, nos vemos en el aeropuerto, Shaoran.. está bien” decía Sakura al mirarlo.
-“Sí...”

Un rato después, Sakura se retiró del lugar donde tuvo su primera noche de amor. Al llegar a su casa, se encontró con Touya, que estaba demasiado molesto.

-“Buenos días hermano...” saludaba Sakura a su hermano mayor.
-“Mi papá me dijo que estabas en casa de ese chico...” le dijo el enfadado Touya.
-“Sí hermano... pero ¿Por qué estás enfadado?” le preguntó algo asustada “Acaso te molesta que me haya quedado en casa de mi... futuro esposo”
-“¡¡¡Que dijiste!!!” renegaba el hermano de Sakura.

En esos momentos, Touya recordó las palabras de Yukito.

-“Vamos Touya... hasta cuando vas a aceptar que Sakura tiene diecinueve años y que siente algo especial por ese chico”

Mientras lo recordaba y miraba a su hermana, Touya se calmó y dejó de estar molesto con ella.

-“¿Estás bien? ¿Ya desayunaste?” le dijo a Sakura, cambiando de tema.
-“Sí hermano, estoy bien y ya he desayunado” respondió Sakura sonriente.
-“Que bueno... ahora, vete a cambiar monstruo, recuerda que mi papá viaja hoy”
-“Sí... ah, Touya, me puedes hacer un favor”
-“¿Qué cosa?” preguntó Touya.
-“Deja de llamarme monstruo, quieres...” decía ella muy molesta.

La tarde había llegado, y, en el Aeropuerto Internacional de Tomoeda, Sakura y Touya se estaban despidiendo de su senil padre.

-“Adiós papá... cuídate mucho” exclamaba Sakura mientras abrazaba a su padre.
-“Cuídate mucho, hija...” le decía a Sakura “Tú también hijo...”
-“Sí... escríbenos cuando llegues, papá... yo me encargaré del monstruo”
-“Que dijiste...!!!” le reclamaba a su molestoso hermano
-“Vamos, vamos... dejen de pelear, mejor les mando una postal de Egipto”
-“Me parece bien” dijo Touya.

Fujitaka Kinomoto entraba al puente que lo llevaría al avión. Un rato después, Sakura y Touya estaban por irse del aeropuerto, cuando de pronto, él es detenido por su hermana.

-“¿Qué pasa, monstruo?” preguntaba Touya mirando a su hermana.
-“Hermano, yo no me pienso ir todavía...”
-“¿Qué? ¿Y por qué?”
-“Shaoran también viaja hoy. Él se va a Hong Kong”
-“Ojalá que, para siempre...” decía en voz baja.
-“Dijiste algo...”
-“Yo... no.. no dije nada” decía con una cara de cínico.

En eso, Sakura le da un fuerte pisotón a su hermano.

-“Ayyyy... eso me dolió” gritaba Touya.
-“Creíste que no te había escuchado...” decía Sakura en voz alta.
-“De acuerdo, puedes quedarte, pero no llegues tarde, monstruo”
-“Está bien... y deja de decirme monstruo o te daré otro pisotón”

Sakura espero casi por dos horas, pero valió la pena, su amado Shaoran por fin había llegado, acompañado por el Sr. Wei.

-“Shaoran...” decía Sakura en voz alta y corriendo hacia él.
-“Hola...” le respondía Shaoran.

Ellos se besaron tiernamente, sin importarle el ruido y la gente que pasaba.

-“¿Y Meiling?” preguntaba Sakura.
-“Viene junto con Daidouji” respondió Shaoran.

Tomoyo, con cámara en mano y Meiling llegaron hasta donde ellos estaban

-“Al fin llegamos...” decía Meiling
-“Hola Meiling... Tomoyo, que bueno que vinieron”
-“Sí... que bueno, sino hubiera traído en vano mi cámara de vídeo... quiero captar el momento preciso en que Sakura y Li se despiden...”
-“Je, je, je... pero que vergüenza” decía Sakura ^_^¡
El Sr. Wei. se le acerca a Shaoran.

-“Joven Shaoran... ya debe irse...” decía el viejo mayordomo.
-“Sí... pero quiero hacer algo antes de marcharme” dijo Shaoran.
-“Entiendo...” le dijo el servicial Wei.
-“¿Qué cosa piensas hacer, Shaoran...?” preguntó Sakura algo intrigada.
-“Esto...”

Shaoran vuelve a besar a Sakura, como despedida y con la promesa de regresar de Hong Kong, al lado del ser que más ama en la vida.

-“Ay, pero que romántico... sin duda, es la mejor toma de la semana” decía contenta Tomoyo, con el ojo en su cámara.
-“Al menos conseguiste la toma que tanto querías, Daidouji...” le decía Mei a Tomoyo.
-“Sí...”

Volviendo con Sakura y Shaoran, ella no pudo evitar el derramar un poco de lágrimas en esos momentos.

-“Acuérdate que me prometiste que no ibas a llorar...” le dijo él a su amada.
-“Sí Shaoran... perdóname” decía mientras se secaba las lágrimas.
-“Te amo...” le dijo con voz suave.
-“Y yo a ti... cuídate, por favor” le dijo Sakura con el mismo tono de voz.

Entonces, Shaoran se va caminando por el puente (donde también pasó el papá de Sakura) para irse rumbo al avión que lo llevaría a su natal Hong Kong.
Sakura, que estaba junto con Mei y Tomoyo, alzó y movió su mano, despidiéndose del amor de su vida.

3 SEMANAS DESPUÉS...

Muy de mañana, en casa de Sakura, el teléfono sonó. Ella contestó de inmediato.

-“Aló...”
-“Hola mi amor...”
-“Shaoran, eres tú...”
-“Sí, añoraba escuchar tu voz...” decía su amado Shaoran.
-“Y yo también...”
-“Te llamo para decirte que varios de mis parientes y yo vencimos a Li Sheng Lu. Lo logramos Sakura...” le decía emocionado a Sakura.
-“Que bien... ese sí que es una buena noticia Shaoran...” le dijo, estallando de felicidad.
-“Volveré a Tomoeda, mañana mismo...”
-“De verás...”
-“Sí... ya no tengo nada que hacer en Hong Kong... además, te he extrañado bastante”
-“Y yo también, Shaoran... sabes, tengo algo que decirte”
-“Perdóname mi amor, pero la llamada se me corta... llegaré a Tomoeda por la tarde y podrás decírmelo, de acuerdo...”
-“Sí... yo estaré allí, esperándote Shaoran... y te lo diré”
-“He cumplido mi promesa... estoy sano y salvo. Ahora cumpliré la promesa de estar contigo... y con él”
-“No veo la hora de verte, Shaoran...”
-“Yo también... adiós, mi amor...”
-“Adiós, mi querido Shaoran...”

Tras una pelea difícil, la parentela Li y Shaoran acabaron con la vida del malvado Li Sheng Lu, la oveja negra de la familia Li. Su victoria se debió a que unieron fuerza y poder para derrotarlo... permanentemente.
Al día siguiente, ya por la tarde, Sakura estaba solitaria en el Aeropuerto Internacional de Tomoeda. Ella buscaba con impaciencia a Shaoran. pero, en su afán de encontrarlo, se choca accidentalmente con una persona, tumbándole todo su equipaje.

-“Discúlpeme, venía distraída y yo...” decía ella un poco aturdida por el choque.

Aquel sujeto le sujeta la mano a Sakura para que pueda levantarse. Cuando Sakura ve el rostro de aquella persona, se da con la sorpresa de su vida.

-“Shaoran...”
-“Hola Sakura...”

Ella encontró a Shaoran de una manera... simpática por así decirlo. Habían pasado tres semanas que parecieron tres eternidades para ella. Shaoran hizo algo que extrañaba hacer en el tiempo que no veía a Sakura: besarla.
Sus tiernos besos se volvieron a sentir en ellos al igual que su amor.

-“ Shaoran yo... quería decirte algo, pero imagino que tú ya lo sabes, ¿Verdad...? era lo que decía Sakura.
-“Sí, lo sé.. pero, quiero que me lo digas con tus propias palabras, Sakura” le respondió Shaoran.
-“Está bien..” le dijo toda sonriente “Vamos a ser padres, Shaoran.. estoy embarazada”

Shaoran se puso feliz, la persona que tanto amaba le iba a dar un hijo.

-“No sabes lo feliz que me siento al tener la seguridad de saber que vamos a ser padres” le dijo, mientras la abrazaba.
-“Yo también estoy feliz, Shaoran... de ahora en adelante, debemos cuidarlo, darle todo a nuestro hijo y educarlo como debe ser” decía Sakura, con un tono de voz suave y acariciando su vientre con ternura.
-“Sí Sakura... te amo” respondió Shaoran.
-“Yo también te amo, Shaoran... vámonos de aquí”
-“Sí...”

Y así, Sakura y Shaoran se fueron del Aeropuerto, felices por saber que van a ser padres; y todo esto se dio gracias al amor que ellos sienten y que les hizo vencer todos sus miedos, que amenazaba su felicidad. Ahora, ellos esperarían ansiosos la llegada de su primogénito.
Era un hecho de que, cuando nazca el bebé de Sakura y Shaoran, se encontrará que tiene unos padres de buen corazón y unidos por dos cosas muy especiales: La magia y, en especial... el amor que se tienen.

FIN

DarkSyaoran
En busca de las plumas
En busca de las plumas

Aries Mono
Cantidad de envíos: 74
Reputación Dimensional: 11
Fecha de inscripción: 17/01/2010
Edad: 34
Localización: Peru

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LA NOCHE DE AMOR DE SAKURA Y SHAORAN

Mensaje por Nienor el Sáb Ene 30, 2010 4:03 pm

Kya! Ya te dije que está lindo y lo repito, es una dulzura ^^. Lo único que te recomiendo es usar los guiones para diálogos, evitando las comillas. Algo así:

-¿Cómo lo supiste? -le preguntó mirándola a los ojos.

Las comillas separan las conversaciones en el idioma inglés, aunque varios las usen lo ideal es usar guiones ^^

Eso es todo. Linda historia Ja ne!

Nienor
Card Captor Oficial
Card Captor Oficial

Capricornio Gallo
Cantidad de envíos: 16
Reputación Dimensional: 9
Fecha de inscripción: 17/01/2010
Edad: 20

Ver perfil de usuario http://www.fanfiction.net/u/1266264/Ninor-san

Volver arriba Ir abajo

Waaaaahhhh ^///^

Mensaje por Emina-chan el Sáb Ene 30, 2010 5:48 pm

DarkSyaoran que hermoso fic los mios no son tan geniales como el tuyo debo de practicar mucho más jaja, espero poder leerlos todos, pero los tuyos también son como los de Harry Potter o Narnia jeje
"Felicidades por este bellisimo Fic"



.:。✿*゚‘゚・✿╰۞╮─═─~☆~═─hitsuzen─═─~☆~─═─╰۞╮✿*゚’゚・✿.。.:

ǝlqɐʇıʌǝuı sǝ opoʇ sɐıɔuǝpɔıuıoɔ sɐl uǝʇsıxǝ ou

"Gracias a ti... sigo con vida... esforzandome día a día... hasta ver realidad mi deseo... que tú seas inmensamente feliz"

"Llevame a tu realidad"


Emina-chan
Realeza de Clow

Libra Gato
Cantidad de envíos: 267
Reputación Dimensional: 56
Fecha de inscripción: 01/08/2009
Edad: 27
Localización: Desconocida... donde el viento la lleve... donde el agua la arrastre

Pesonaje de juego de roll
Personaje: Kaho Mizuki
Nombre del juego:: The wind of sweet love
Experiencia Roll:
4/10  (4/10)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LA NOCHE DE AMOR DE SAKURA Y SHAORAN

Mensaje por ivanaclamp el Sáb Jul 24, 2010 4:47 pm

estubo muy hermoso!! love
eres muy buena en esto!!!! bien

ivanaclamp
Viajero Dimensional
Viajero Dimensional

Escorpio Cerdo
Cantidad de envíos: 38
Reputación Dimensional: 1
Fecha de inscripción: 16/07/2010
Edad: 19
Localización: ecuador

Pesonaje de juego de roll
Personaje:
Nombre del juego::
Experiencia Roll:
0/0  (0/0)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

una noche de amor de sakura y shaoran

Mensaje por pame el Mar Ago 10, 2010 8:56 am

hi
es muy lindo tu fan finc bien
me gusto mucho tu historia adoro penita enamorado en serio que eres excelenteespero que sigas escribiendo mas para poder leerlas gracias
bye

pame
Heredero de Clow

Géminis Cabra
Cantidad de envíos: 185
Reputación Dimensional: 21
Fecha de inscripción: 09/06/2010
Edad: 23
Localización: un lugar muy lejano

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.